Cart 0
¡Mira Amiguito! (Spanish)

¡Mira Amiguito! (Spanish)

$0.00

Ella tiene una especie de bolsillo natural en su cuerpo para poder poner a su bebé e impeder que alguien le pueda hacer daño. ¡Qué hermosa! ¿Verdad? La criatura puede tomar su leche allí mismo, sin necesidad de salir afuera.

Es tan chiquito cuando nace que no puede defenderse de los peligros que encuentra a cada momento, pero no importa, él sabe que tiene protección segura si está cerca de mamá. Si algo viene, y el cangurito se encuentra corriendo fuera o jugando, al ver el peligro corre donde su mamá y se mete en el bolsillo para estar seguro. Cuando la madre siente que ya está en la bolsa, corre velozmente para escapar del que los persigue.

¿Qué protección tenemos nosotros los niños? Nuestros padres. ¿Y cuándo no los tenemos? ¿Quién nos cuidará con amor? ¿Qué podemos hacer cuando nuestros padres no están a nuestro lado? ¿Podríamos huir con bastante rapidez? ¿Quizás podriamos pelear? Verdaderamente, podríamos hacer muy poco, ¿verdad?

Entonces, ¿en quién podemos poner nuestra confianza? Tú sabes que hay un Dios que está en todas partes, ¿no es cierto? A donde quiera que vayamos, allí está El por medio de su Espíritu, así dice la Biblia, la Palabra de Dios.

Una vez David, que era rey, según nos relata la Biblia, rogó a Dios, diciendo: Mas Tú, Jehová (Dios), no te alejes fortaleza mía, apresúrate para mi ayuda. Dios oyó y ayudó a David. ¿Cómo podemos saber esto? Porque David era hijo de Dios. ¿Eres tú un hijo de Dios? Depende. Si aceptas al Señor JesuCristo, el Hijo de Dios, como tu único Salvador sí ¡llegarás a ser hijo de Dios! ¿Sabes que el Señor Jesucristo murió en la Cruz por ti?

La Biblia dice: El cual mismo llevó nuestros pecados (todas las cosas malas que hemos hecho) en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros siendo muertos a los pecados, vivamos a la justicia (1 Pedro 2:24).

¿Has pecado tú? Sí, porque Dios dice: Por cuanto TODOS pecaron, y están destituídos de la gloria de Dios. (Rom. 3:23). ¿Qué puedes hacer para tener perdón y ser salvo (tener un corazón nuevo y limpio) y tener siempre a tu lado a este gran Protector?

Si tú te portaras bien por toda la vida, nunca podria limpiarte ni salvar tu alma. En Tito 3:5 leemos, No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, más por su misericordia nos salvó… ¿Sabes tú qué hay que hacer para acepter un regalo? Recibirlo. Eso es precisamente lo que tú tienes que hacer ahora para ser hijo de Dios. Recibir a Cristo. Más a todos los que le recibieron (a Cristo) dióles potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12).

¿Quiéres ser tú un hijo de Dios y ser perdonado y limpiado con la sangre de Cristo e ir algún día al cielo? Entonces puedes orar ahora mismo: “Señor Jesucristo, te acepto como mi único Salvador. Entra en mi corazón y límpialo de toda maldad. Te doy las gracias porque Tú moriste en la Cruz para salvarme del castigo de mis pecados. Sé ahora mi Protector. En el nombre de Jesús. Amén.

Para poder recordar el día que Cristo te salvó. ¿por qué no escribes tu nombre y fecha abajo?

NOMBRE

FECHA

Si has aceptado a Cristo en tu corazón como tu Salvador, ya eres hijo de Dios y puedes orar a El en cualquier momento y lugar y El te oirá y te protegerá. Ahora debes guardar tu vida del pecado, pero si olvidas y haces una maldad no te desanimes. Arrepiéntete y pide perdón porque ya hay un Mediador entre tú y Dios, Jesucristo. Porqúe hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, JesuCristo. (1 Tim. 2:5). Cuando te des cuesta que has hecho algo malo, ora sinceramente esta oración: “Padre celestial, siento que haya vuelto a para atrás cada día. Gracias. En el nombre de Jesús. car. Perdóname. Ayúdame a vencer más a Satanás. Amén”.

Spanish Dear Little Friend, Look



More from this collection