Cart 0
¿Dios puede ayudarme a mí? (Spanish)

¿Dios puede ayudarme a mí? (Spanish)

$0.00

¡Claro que sí! Dios quiere ayudarte.
Este folleto puede servir para orientarte en un estudio de la Santa Biblia. La Biblia es la Palabra de Dios: fue escrita por hombres bajo la inspiración de El, fue conservada durante los siglos y permanece hoy como la fuente del conocimiento de Dios. En ella Dios tiene un mensaje para todos, aún para ti. Dios acompaña Su Palabra, y El puede hablar a tu corazón cuando la lees.

Es tu privilegio y derecho leer y estudiar la Biblia. Para saber como Dios puede ayudarte, considera la lista siguiente y averigua las promesas de Dios. Busca las citas mencionadas para recibir un conocimiento más amplio y ver las condiciones que hay que llenar.

Cualquier cita encontrarás fácilmente. Cada cita comprende el libro, el capítulo, y los versículos. El libro puedes encontrarlo en el índice, el capítulo entre las divisiones mayores del libro y los versículos entre las divisiones menores del capítulo. Si no tienes una Biblia, o por lo menos un Nuevo Testamento, consíguete uno.

Para aprovechar el estudio, lee las citas con corazón sincero y mente abierta, anticipando que Dios te enseñará algo. El tiene interés en tí - especialmente en el bienestar de tu alma y espíritu.

DIOS PUEDE AYUDARTE
Salvándote de caminos inútiles
Efesios 4:17-5:7 -de la condenación de tus pecados Romanos 8:1 -de la muerte espiritual Juan 11:25-26 -del infierno Marcos 9:42-48 Aceptándote en Su Familia Juan 1:12 Renovándote, para servir a Dios Hebreos 9:13-14 Librándote del dominio de Satanás Hebreos 2:14-18 -de la esclavitud del pecado Juan 8:31-36

TAMBIEN
DIOS PUEDE AYUDARTE
A conocer la verdad Juan 8:31-32 A entender la Biblia 2 Timoteo 3:16-17 A conocer a Dios Juan 14:1-26 A descubrir engafos de Satanás Mateo 7:13-23 A conocer tu propio corazón Marcos 7:21-23 A guardar tu alma Marcos 8:34-38 A tener descanso y paz Mateo 11:28-30 A estar contento y agradecido Filipenses 4:4-7 A tener una conciencia limpia 1 Juan 1:9-2:2 A ejercer dominio propio Romanos 6:11-14 A dominar pasiones y egoísmo Gálatas 5:16-21 A luchar contra Satanás Efesios 6:1-18 A resistir tentaciones Santiago 4:4-10 A apartarte del mundo 1 Juan 2:15-17 A desarrollar una vida nueva 2 Corintios 5:17-21 A disfrutar esta vida nueva Romanos 8:6-17 A realizar tu potencial Efesios 1:3-6 A hacer la voluntad de Dios Romanos 12:1-3 A cultivar virtudes Gálatas 5:22-25 A portarte bien Efesios 5:8-20 A aceptar dificultades Hebreos 12:5-15 A ganar tu pan cotidianoMateo 6:25-34 A ser sabio Santiago 3:13-18 A andar en luz espiritualJuan 8:12 A transformar tu menteFilipenses 4:48 A crecer en fe Hebreos 11:33-12:4 A filosofar sabiamente Mateo 7:24-29 A hacer decisiones correctas Santiago 1:2-8 A prepararte para el futuro Filipenses 3:3-15 A guardar tesoros en el cielo Mateo 6:19-21 A cumplir Sus mandamientosMateo 22:35-40 A adorarle Juan 4:23-24 A orar (hablar con Dios) Mateo 6:5-15 A ser útil para servir a El Mateo 28:18-20 A amar a tu prójimo Romanos 12:4-21 A cumplir con deberes familiares Efesios 5:21-6:4 A ser buen ciudadano Romanos 13:1-10

Amigo, tú puedes experimentar la realidad de estas promesas. Aunque parecen inalcanzables, Dios te dará la capacidad para alcanzarlas. Dios es fiel a Su Palabra y responderá cuando tú hagas tu parte con toda sinceridad. La promesa es: “Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros” -Santiago 4:8. Entonces, depende de ti. Tú tienes que esforzarte para buscar a Dios con toda tu voluntad y corazón. Si lo haces, verás los resultados.

Pero no puedes entrar en el fondo de las bendiciones de Dios hasta que recibas al Señor Jesucristo en tu vida, porque solamente así puedes entrar en las bendiciones de salvación y filiación. “Jesucristo es el único Mediador entre Dios y los hombres” (I Timoteo 2:5).

Preguntas, ¿Cómo puedo recibir a Jesucristo en mi vida y ser salvo? Escucha lo que demanda Dios en Marcos 1:15: “Arrepentíos, y creed en el mensaje de salvación.” ¿Qué quiere decir esto? Que te humilles de tu egoísmo e independencia de Dios y que te decidas dejar la vida pecaminosa para buscar y servir al Dios santo; además que aceptes de corazón que Jesucristo en el Calvario pagó el precio para redimirte de la condenación de tus pecados y que Dios te invita a ser reconciliado con El y ser renovado y capacitado para vivir como el hombre debe vivir.

Entonces, amigo, decídete a dejar tu vida egocéntrica para buscar y servir a Dios; acepta la obra redentora de Jesucristo; confiesa tus pecados a Dios y pídele perdón; e invita a Jesucristo a entrar en tu vida como tu Salvador y Señor. Con una decisión firme de seguir a Cristo tú puedes entrar en una vida nueva y recibir el poder y la autoridad para disfrutarla. ¿Por qué no pones a prueba a Dios en esto?



More from this collection