Cart 0
Como Llegar a Ser Christiano (Spanish)

Como Llegar a Ser Christiano (Spanish)

$0.00

Nadie puede ser salvo a menos que haya nacido de nuevo por el Espíritu de Dios. Cristo dice, “Os es necesario nacer otra vez.” Juan 3:7. La necesidad es absoluta – os es necesario nacer otra vez. Nada puede tomar el lugar del nuevo nacimiento. El bautismo no tomará el lugar del nuevo nacimiento. La confirmación tampoco tomará el lugar del nuevo nacimiento.

Ningún cumplimiento de ritos religiosos tomará el lugar del nuevo nacimiento. Muchas personas están confiando en el hecho de que oran o rezan; leen sus Biblias; van a la Iglesia; participan de la comunión y hacen otros deberes prescritos por los eclesiásticos; empero todo esto no tomará el lugar del nuevo nacimiento. Muchas personas están diciendo: “Cree en el credo de los apóstoles; digo el catecismo, soy ortodoxo, tengo ideas correctas acerca de Cristo e ideas correctas acerca de la Biblia, así como ideas correctas acerca de la expiación de Cristo.” Tú puedes ser muy ortodoxo en cada doctrina, y aún ser perdido para siempre.

Suponte que tuvieras una manzana podrida. Podrías tomar esa manzana, cubrirla con cera y pintarla hasta que parezca una manzana muy hermosa, pero estaría igualmente podrida en el corazón. Y un bocado de esa manzana sería un bocado de basura. La dificultad con nosotros es que fuera de Cristo somos malos en el corazón.

Así que, mera cultura, mero refinamiento, mera honradez, mera moralidad es igual que cubrirse con cera y después pintarse de bonitos colores. Tú tienes que ser cambiado en la parte más profunda de tu ser. “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios.” Juan 3:3.

¿Has nacido de nuevo? Ahora, creo que muchos dirán, “No, no lo he hecho. ¿Puede usted decirme cómo puedo ser salvado o nacer otra vez?” Yo puedo. Nuestro Señor Jesucristo predicó, “Arrepentíos, y creed el evangelio.” Marcos 1:15. El arrepentimiento es volverse del pecado a Dios. El mensaje del Evangelio tiene el poder en sí de transformar tu vida.

En Juan 1:12 leemos, “A todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre.” Somos nacidos de nuevo por El Santo Espíritu de Dios, por medio de su Palabra el momento que recibimos a Cristo. Al recibir a Cristo en tu corazón, Él te transforma por completo en un momento. A mí no me importa lo mundano que seas; no me importa lo pecaminoso que puedas ser; no me importa cuán duro de corazón que seas… cualquiera persona que abre hoy la puerta de su corazón para dejar a Cristo entrar para ser el Rey y director de su vida, Dios le hará una criatura nueva en un momento. “E1 que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.” I Juan 5:12.

Es posible creer en Cristo y no ser salvado. Un Cristiano tiene que hacer más que creer… hay que recibir en el corazón el Espíritu de Cristo. Al entrar Cristo así, uno es nacido de nuevo; llega a ser un hijo de Dios, y lo sabe.

Otra vez te pregunto. ¿Has nacido de nuevo? ¿Ha entrado Cristo en tu corazón? “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios.” Juan 3:3.

Adaptado. R. A. Torrey.



More from this collection